Marketing Colaborativo en Medios Sociales

Marketing Colaborativo en Medios Sociales

El marketing como disciplina, cuenta con múltiples definiciones que tratan de establecer y delimitar el alcance de su gestión. Las ultimas definiciones de la A.M.A y del autor Philip Kotler, manifiestan que el marketing orbita alrededor de las relaciones sociales y el intercambio de valor.

 

 

En resonancia con lo anterior, se podría inferir que para el marketing es completamente relevante entender y conocer las dinámicas y escenarios donde la sociedad, los negocios y las instituciones interactúan. Es así que las redes sociales, entendidas estas como la interacción entre grupos de entidades con propósitos comunes, se soportan hoy en día de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICS) para facilitar el flujo de información, experiencias, intereses, posiciones y preferencias en casi todos los temas derivados de la evolución social.

 

 

Precisado este aspecto, los medios sociales entonces representan las plataformas  tecnológicas o naturales sobre las cuales las redes sociales despliegan sus vivencias. Para el marketing las marcas deben hacer parte del tejido social, como una entidad activa que intercambia no solo bienes con sus consumidores, sino una entidad que establece relaciones de satisfacción y beneficio compartido.

 

 

El marketing a deambulado por complejos laberintos en los que la brecha entre las marcas y sus consumidores, muchas veces son insondables. Debido en parte este paradigma a la distinción  entre entidad humana y entidad artificial (la marca). Sin embargo los modernos gurús del marketing dan una dimensión de las marcas mucho más cercanas a la personalidad de un individuo que a los atributos de un producto intangible.

 

 

El planteamiento anterior dispone la preocupación del marketing para minimizar la brecha relacional con sus consumidores  mediante una concepción de las marcas como parte inherente al tejido social.  Sin embargo muchas marcas persisten en ampliar más la brecha relacional al ser asumidas como emisores solemnes y en el mejor de los casos como entidades cercanas a sus consumidores.

 

 

Los medios sociales en la actualidad ofrecen los escenarios dimensionales idóneos  para que las marcas entreguen más valor. Las marcas escuchan mediante la observación y la investigación lo que su mercado desea, esta práctica es valiosa, pero no genera el compromiso (engagement) de sus consumidores. Las marcas se gestionan en medios sociales donde igualmente se escucha al consumidor, al mercado, generando más cercanía. Ahora las marcas deben trascender lo anterior para establecer conversaciones sociales que deriven en el mayor valor entregado y percibido por sus consumidores.

 

 

La investigación, la observación, la comunicación, pueden ser gestionadas sobre los medios digitales de forma natural y espontanea con el tejido social donde la marca interactúa para producir el verdadero compromiso de los consumidores.

 

 

Dicho compromiso parte de de una comprensión genuina de que la marca es una parte importante de la discusión hacia el logro del bienestar de los consumidores. El marketing se pregunta ¿Qué desean los consumidores de la marca? Y cuando estos lo dicen naturalmente parece indiferente para el oferente.

 

 

En consecuencia los medios digitales pueden ser gestionados por las marcas para establecer relaciones y discusiones productivas a largo plazo. El diseño de nuevos productos, la forma en que las marcas se comunican y son percibidas por su ecosistema, el posicionamiento y la segmentación, son algunos de los ejes gestionables mediante los medios sociales con conversaciones francas y trasparentes entre las marcas y las redes sociales de consumidores cada vez más informados, activos y exigentes sobre lo que desean y esperan de una marca, y de otro lado lo que las marcas desean de su mercado.

Eduard | mayo 26, 2014 in Estrategias de Marketing

Conetario